A A
RSS

Horarios de la Semana Santa

Misa de Domingo de Ramos 2014

 13 de abril de 2014

 

Lecturas: Is. 50,4-7 / Salmo 21 / Flp 2,6-11 / Lectura de la pasión de Cristo: Mt 26, 14_27,66

Lo primero que se escribió en los evangelios es la pasión, porque es el centro de todo lo demás. La iglesia construye su fe y va descubriendo a Jesús, no  a partir del nacimiento,  la reflexión de la iglesia y la de cada uno de nosotros debe comenzar en la pasión, porque nosotros descubrimos quien es Jesús, cuando descubrimos la cruz. Deberíamos acercarnos a Dios por el sufrimiento de Cristo en la cruz.

Hoy comenzamos esta celebración bendiciendo los ramos, estos son una señal de que invitamos a entrar en nuestra casa a Jesús el Rey. Hoy comienza la pasión del Señor, donde comienza siendo tratado como un verdadero Rey. Sabiendo Jesús que la misma gente que le decía “Hosanna, bendito el que viene en el nombre del Señor” la mayoría de esa gente después pidió su condena.

La antífona del salmo que se leyó hoy dice “Dios mío, Dios mío porqué me abandonado”. El centro de la pasión es la gran pregunta del ser humano ¿Dios me abandonó?  ¿Tuvimos algún momento en nuestra vida en el que pensamos que Dios nos había abandonado?  Esa es la sensación que muchas veces tenemos las personas, en cambio Cristo no tuvo la sensación de que Dios lo había abandonado. Sin embargo, Dios en la cruz lo abandonó a Cristo, porque si Dios no abandonaba a su Hijo en la cruz nos tenía que abandonar a nosotros, es por eso que Dios a nosotros no nos abandona porque Jesús, con su sufrimiento en la cruz, ya pagó por nosotros.

Siguiendo con el salmo dice: “a acorralan una jauría de mastines”, es decir perros. ¿Nunca tuvieron la sensación de que las personas que los rodean son como perros que están queriendo tarasconearlo de todos lados? Hagamos la recreación de todo lo que le pasó a Jesús en la pasión y empecemos a analizar uno por uno los actores.

Es importante que hagamos una reflexión de  cada uno de los actores de la pasión,  porque la pasión se relata para que nosotros, que somos los que lo recibimos a Cristo como Rey, pensemos si no somos uno de estos actores.

Todo comienza con los sumos sacerdotes y los fariseos poniéndose de acuerdo para matar a Jesús.  Ellos representan al poder político. En el momento de la pasión todos los poderes de este mundo atacan a Jesús, el Justo, porque el que domina a estos poderes es el diablo. Los primeros que lo tarasconean a Jesús son el Sumo Sacerdote y su gente.

Luego aparece Poncio Pilato, que se hizo famoso porque se lavó las manos. ¿Nosotros muchas veces no asumimos la actitud de lavarnos las manos? En tantas cosas nos lavamos las manos.

Estos representan los poderes lavándose las manos ante los sufrimientos de la gente.

Uno de los personajes fundamentales es Judas, es traidor, en todo esto ¿Será uno solo el traidor? O ¿no ocupamos todos en algún momento el rol del traidor? Judas es un actor que significa que nos muestra el rol de traición que muchas veces podemos asumir nosotros también. ¿Cómo traicionamos a Cristo?

Luego aparecen los discípulos, los mismos que acompañaron a Cristo todo el tiempo, cuando se los llevan presos, se asustan y se van cada uno por su lado.

Podemos observar como en el relato de la pasión está toda la humanidad representada.

Por último tenemos a los soldados, que podemos decir que ellos cumplían órdenes, pero se le reían en la cara, le hicieron una corona de espinas, le pegaban, lo maltrataron de una forma que no era necesario.

Todo esto forma parte de la pasión, le recomiendo que en su casa vuelva a leer en la Biblia el relato completo, y eso nos ayudará a ver de cuantas formas el ser humano se pone en el lugar de cada uno de estos personajes.

En la primera lectura del profeta Isaías dice “el mismo Señor me ha dado una lengua de discípulo para que yo sepa reconfortar al fatigado con una palabra de aliento.  Cada mañana, él despierta mi oído para que yo escuche como discípulo”. Si Dios nos ha dado oído de discípulo es para que cuando estemos en el momento de la pasión, porque todos tenemos una cruz que siempre está con nosotros, cuando llevamos esa cruz estamos para actuar como discípulos. ¿Qué clase discípulos somos? La Biblia dice si sufrimos con Él, reinaremos con Él. ¿Cómo sufrió Cristo? Siguiendo con la lectura de Isaías dice “El Señor abrió mi oído, no me resistí y no volví atrás” Cristo podría haberse vuelto atrás cuando vio todo lo que tenía que sufrir. “Ofrecí mi espalda a los que me golpeaban y mis mejillas a los que me arrancaban la barba; no retiré mi rostro cuando me ultrajaban y escupían.  Pero el Señor viene en mi ayuda: por eso, no quedé confundido; por eso endurecí mi rostro como el pedernal, y sé muy bien que no seré defraudado”.  Cristo sabía que su sufrimiento formaba parte del plan de Dios, por eso no se sintió defraudado.

Cuando tenemos que pasar por un problema o un sufrimiento lo primero que tenemos que decirle a Dios es: Señor esto es parte de tu plan o no, si e parte de tu plan vamos para adelante, porque quiere decir que en algún momento esto termina bien, si no somos conscientes de eso, sufrimos inútilmente, porque sería sufrir por sufrir y Dios no quiere eso. Cuando tengamos que pasar la cruz acordémonos de lo que dice Isaías “Se muy bien que no seré defraudado”. Cristo en la cruz no quedó muerto para siempre, al tercer día resucitó. Cuando pasemos por nuestras propias pasiones recordemos  esta promesa, el que confía en el Señor no será defraudado.

Pongamos  en la misa de hoy este ramito que nos estamos llevando a nuestra casa y digámosle a Cristo, Señor yo te hago Rey de mi vida, pero también te hago Rey para cuando tenga que sufrir sepa que no dejaste de ser el Rey porque vos sos el único que sabe porque tengo que pasar por esto, pero yo sé que al final mi Rey no me va a defraudar. Eso lléveselo bien grabado hoy porque para eso es esta misa.

Fuente: Homilía de Mons. Cesar Avila – Catedral de Espíritu Santo Bs. As.

 

 

 

Guía de lecturas y oración Semana Santa 2014

Domingo 13 de abril     Domingo de Ramos

Lecturas: Is 50, 4-7/ Sal 21, 8-9, 17-20, 23-24/Flp 2,6-11/Mt 26,3-5,14-27,66

Reflexión: Flp 2,6-11

¿Quién era de condición divina? v6-7 / ¿Qué acepta Jesús por obediencia? v8

¿Cómo lo recompensa Dios? v9,10,11

V6 -7en este versículo se destacan la humildad de Jesús que siendo DIOS se anonado a si mismo esto nos quiere decir que no hizo valer su condición divina y tomo condición humana sin diferenciarse de ningún otro hombre.

V8 Jesús por obediencia acepta la muerte de cruz

V9-10-11en los versículos anteriores vimos como por obediencia y humildad Jesús acepta la muerte y muerte de cruz ahora en estos versículos vemos como el Padre lo exalta y le concede un nombre que esta por sobre todo nombre……

Pensemos nosotros si somos capaces de imitar a Jesús en la humildad y la obediencia reconociendo que somos pecadores y que el tomo nuestro lugar.

Petición: Señor Jesús danos la capacidad de la obediencia y la humildad para imitarte y negarnos a nosotros mismos ya que somos nosotros los verdaderos culpables.

Acción de gracias: gracias Señor porque nos amas con un Amor tan grande que diste tu vida por nosotros…. (siga agradeciendo con sus palabras)

Lunes Santo – 14 de abril

* Lecturas: Isaías 42:1-7; Salmo 26:1-3,13-14; Juan 12:1-11

* Reflexión de la Palabra:

¿Qué gesto  tiene María la hermana de Lázaro con Jesús? Vr. 3 / ¿Cuál es la reacción Judas ante esa situación? Vr. 5 / ¿Cuál es la respuesta de Jesús? Vr. 7-8

María derrama en los pies del Señor hasta la última gota de aquel perfume costoso, lo hace por amor y desinteresadamente. Esto nos lleva a pensar ¿Estamos dispuestos a entregar todo lo que somos y tenemos al Señor en forma desinteresada? Judas, por el contrario, finge preocuparse por los pobres, pero en realidad busca su propio interés. Ante estas acciones, Jesús desacredita la actitud avara de Judas encubierta en una falsa caridad, destaca la acción de María.

Por último, Jesús hace mención “siempre tienen a los pobres” esto es un llamado de atención a nosotros ¿que hacemos nosotros por los pobres? enfermos, ancianos y desamparados. No alcanza con dolerse tenemos que tener acciones concretas estar cerca, dar amor, caridad, palabra de Dios, en definitiva, a veces ayuda más una caricia y una palabra que mucho dinero o comida.

* Petición: Señor te pido por los que sufren padecimiento físicos o espirituales para que siempre tengan cerca una mano caritativa que los ayude, y que esté dispuesta a darles una caricia, una palabra, una oración. Enséñanos Señor a verte en cada hermano necesitado.

* Acción de gracias: Gracias Padre por enviarnos a tu Hijo para liberar a tu pueblo y para que sea luz de las naciones.

Martes Santo – 15 de abril

* Lecturas: Isaías 49, 1-6 / Salmo70, 1-17 / Juan 13:21-33, 36-38

* Reflexión de la Palabra:¿Por qué se estremece Jesús? Vr. 21 ¿Qué le dijo Pedro? Vr. 37 ¿Qué le contestó Jesús? Vr. 38

Para Jesús este es un momento sumamente emotivo, se despide de sus amigos, sabe que falta poco para que llegue su hora, a esto se suma el hecho de asumir la traición de sus amigos, principalmente de Judas, es por eso que al pronunciar estas palabras se estremece: “les aseguro que uno de ustedes me entregará”.  Ante un momento tan difícil para Él tiene que soportar tanta traición,  ya que el mismo Pedro que amaba enormemente a su Señor en pocas horas también lo negaría.

¡Que solo estaba Jesús!  Esto nos tiene que llevar a pensar cuantas  veces en pequeñas cosas de todos los días lo negamos como Pedro. En estos días de semana santa pensemos ¿Hasta dónde llega nuestra fidelidad?  ¿Cómo nos ve el Señor? ¿Qué piensa y que espera de nosotros?

* Petición: Señor Jesús que en estos días de semana santa podamos acercarnos más a tu presencia,  que podamos sincerarnos y ver que actitudes hay en nosotros que nos hacen parecernos a Judas o a Pedro y danos la capacidad para cambiarlo.

* Acción de gracias: Gracias Señor por ser nuestro ejemplo de amor, de misericordia, de perdón… (Continúe agradeciendo con sus palabras?

 Miércoles Santo – 16 de abril

 Lecturas: Isaías 50, 4-9 / Salmo 68:8-10, 21-22, 31, 33-34 / Mateo 26, 14-25

* Reflexión de la Palabra: ¿Que soporta el salmista? Vr. 8-10 ¿Qué espera? Vr. 21-22 ¿Cómo responde a la gracia de Dios? Vr. 31,33-34

El salmista se siente agraviado y despreciado, incluso por su familia, debe soportar la vergüenza a causa de su  fidelidad y amor a Dios. ¿Quién de nosotros en alguna oportunidad no pasa por esto?, la burla y el desprecio de aquellos que no creen en Dios. Es importante no desesperarnos en los momentos de angustia, en esos momentos en que parece que Dios no nos escucha, no debemos desanimarnos porque el Señor nunca nos defraudará aunque a nosotros nos parezca que se tarda. En esos momentos es importante la perseverancia, porque el señor escucha a los humildes.  Este proceso por el que pasa el salmista es también nuestro proceso y  su recompensa y acción de gracias la hacemos también nuestra. No olvidemos nunca la alabanza y la acción de gracias.

* Petición: Te pedimos Señor ser fuertes en nuestro servicio por el evangelio, aprendiendo a soportar todo padecimiento que se nos presente en nuestro camino.

* Acción de gracias: Gracias Señor porque escuchas a los pobres y no desprecias a los cautivos.(Continúe agradeciendo con sus palabras)

 Jueves Santo – 17 de abril

* Lecturas: Ex 12,1-8,11-14 / Sal 115,12-13,15-18 /  1Cor 11,23-26  / Jn 13 1-15

* Reflexión de la Palabra: ¿Qué representa cuando Jesús parte el pan? Vr  24 ¿Y cuándo levanta la copa? Vr 25

Hoy jueves Santo celebramos la institución de la Eucaristía,  en la Última  Cena que Jesús comparte con sus discípulos, allí Jesús los envía a que  proclamen su nombre hasta su regreso.   Pero antes realiza un gesto de maravillosa humildad y entrega,  lava los pies a sus discípulos. Esto lo vemos en el Evangelio de hoy, con este gesto Jesús quiere dejar un ejemplo de servicio hacia los demás. Pensemos nosotros en como servir a nuestros hermanos en las cosas de todos los días, cosas sencillas que nadie ve pero que son importantes para  identificarnos con el Señor. El Señor nos propone una nueva mentalidad que es la mentalidad del amor.

* Petición: Señor danos la gracia de abandonar  nuestra resistencia al servicio, que podamos ver en cada hermano la oportunidad de estar cerca de ti para servirte con humildad.

* Acción de gracias: Gracias Señor por tu ejemplo de humildad, servicio y amor (Continúe agradeciendo con sus palabras)

Viernes Santo – 18 de abril

* Lecturas: Isaías 52, 13; 53, 12 / Salmo 30, 2.6.12-13.15-17.25 / Hebreos 4:14-16, 5:7-9  / Pasión de Cristo según San Juan 18, 1-40; 19, 1-42

* Reflexión de la Palabra: ¿Jesús como Sumo Sacerdote se compadece de nuestras debilidades? Vr 15-16

¿Qué aprendió Jesús por medio de sus propios sufrimientos? Vr 8-9

Cristo Sumo Sacerdote, bondadoso y compasivo se sacrifica por nosotros, para darnos la salvación y  por amor a los hombre y por obediencia a su Padre Celestial. En esta carta somos exhortados a mantenernos firmes en nuestra confesión de Fe, nos enseña que Jesús es quien nos apoya y sostiene, un Dios compasivo y clemente, que fue probado en todo excepto en el pecado. Aunque no fue librado de morir, su resurrección permitió que los seres humanos tuviésemos un encuentro con Dios Padre.

En la lectura de la Pasión podemos ver a un Jesús elige libremente dar su vida por nosotros, sin embargo esta decisión no deja de ser dolorosa para Él como hombre que es, hasta tal punto es su entrega que derrama hasta la última gota de su sangre. Su muerte es el fruto de su amor hacia la humanidad y su resurrección es el triunfo de Cristo frente a la muerte.

* Petición: Señor Jesús que en este Viernes Santo no nos quedemos en las condolencias por todo lo que tuviste que sufrir en la pasión, sino que aprendamos a valorar tu entrega voluntaria por amor a nosotros, y que podamos también nosotros entregar nuestra vida al Padre.

* Acción de gracias: Gracias Señor por  tu entrega a la pasión y muerte en la cruz, y por tu inmenso amor a toda la humanidad. (Continúe agradeciendo con sus palabras)

 Sábado de Gloria – 19 de abril

* Lecturas: Génesis 1:1-2:2 / Génesis 22:1-18 /  Éxodo 14:15–15:1 /  Isaías 54:5-14 /  Isaías 55:1-11 /  Baruc 3:9-15. 32—4,4 /  Ezequiel 36:17-28 /  Romanos 6:3-11 /  Salmo 117:1-2,16-17,22-23 /  Mateo 28, 1-10

* Reflexión de la Palabra: ¿Qué paso cuando las mujeres fueron a ver el sepulcro de Jesús? ¿Qué les dijeron los hombres de vestiduras blancas?¿Qué hicieron las mujeres luego?¿Quiénes eran esas mujeres?

Esta es una noche de triunfo, es el triunfo de la fe. El ángel dijo a las mujeres “no está aquí ha resucitado”. En la resurrección del Señor se concreta toda su misión ya que si no hubiera resucitado su muerte hubiera sido en vano y esta es nuestra alegría y nuestra esperanza como el resucito y está sentado a la derecha del Padre así resucitaremos nosotros para vida eterna. No dudemos en adherir toda nuestra vida a la vida del Señor.  Él nos marcó el camino de pruebas de luchas también de humildad obediencia y amor.

* Petición: Señor te pedimos que también nosotros tengamos el encuentro personal contigo que como lo tuvieron estas mujeres

* Acción de gracias: Gracias Señor por asociarnos a tu muerte y resurrección (Continúe agradeciendo con sus palabras)

 

 

Clases de Catequesis de Comunión y Confirmación

Catedral del Espíritu Santo

Para todos los niños a partir de los 8 años

Horario: todos los sábados de 16 a 17 hs.

Dirección: Joaquín V. González 736, Villa Adelina, Buenos Aires, Argentina

Jornada de Cuaresma 2014

El sábado 29 de marzo se llevó a cabo en la Catedral del Espíritu Santo una jornada de reflexión y oración, en el marco de este tiempo de Cuaresma que nos encontramos transitando.

 Jóvenes y adultos participaron de las actividades propuestas por el obispo de la diócesis, Mons. Cesar, lectura de textos, reflexión,diálogo y mucha alabanza y la oración.

Pedidos de Oración

Tu nombre (obligatorio)

Tu email (obligatorio)

Dirección(obligatorio)

Ciudad(obligatorio)

Estado(obligatorio)

País(obligatorio)

Teléfono (obligatorio)

Parroquia a la que asiste (obligatorio)

Pedido

captcha
Ingresa el codigo: